El ballet es la disciplina más importante en nuestra escuela, ya que a partir del control y el aprendizaje de su técnica podemos luego adentrarnos en cualquier otra disciplina.

A partir de los 3 años podemos empezar a introducir la danza clásica a los niños y niñas que tengan un interés por la música y el movimiento.

Nuestro plan de estudios para las edades entre los 3 a los 8 años, no se limita solo a lo que entendemos por una clase de ballet. Introducimos aprendizajes muy importantes para el desarrollo del alumno/a: la psicomotricidad, la musicalidad, el ritmo, lateralidad y rítmica Dalcroze, etc. Todo esto, más hacer que la actividad sea divertida, hace que la formación del alumno sea completa. Es mucho más que una clase de danza, es adentrar al alumno/a  en el mundo mágico de la expresión a través de la música y el movimiento.

A partir de los 9 años es una disciplina que requiere control minucioso de la técnica, concentración y capacidad para el esfuerzo como actitud y forma de vida.